Firmat, sábado, 03 de diciembre de 2022
Edición Digital Nro: 921
 

Archivo | Busqueda avanzada

Deportes | 04/10/2022
Por Juan Andrés García
Apostar a futuro
Los mejores atletas de nuestro planeta pocas veces empiezan a competir cuando son chiquitos y no solo eso, desde pequeños suelen recorrer varios deportes a la vez. Pocos son aquellos que eligen un deporte en la infancia y lo practican por el resto de sus vidas hasta ser campeones. Esta creencia personal de que no hay que “obligar” a los chicos en tal o cual actividad específica, sino pasar por muchas y de gran variedad, encuentra una repuesta alentadora en un estudio realizado por científicos del ejercicio y psicólogos deportivos de países del primer mundo. El mismo fue publicado en la revista Perspectives on Psychological Science durante el año 2021, e invita a la reflexión, ya que habla sobre la formación deportiva de miles de atletas que han conquistado medallas nacionales e internacionales.

Dicha investigación recaudó datos, para ser exactos, entre 6.096 atletas, incluídos 772 campeones olímpicos y mundiales.


Cabe destacar que algunos de los atletas competían en deportes de equipo y otros en pruebas individuales. Puedo decir que este estudio abre los ojos sobre todo a los padres y entrenadores que creen en la especialización temprana de los deportistas.

La investigación revela que la mayoría de los atletas que participan en disciplinas de élite estuvieron involucrados en múltiples deportes cuando eran niños y a varios de ellos les costó ser “buenos” en sus actividades elegidas durante la infancia. Pero hay que saber que esa elección de practicar varias actividades sirvió como base sólida para su futuro.


Claro que existen excepciones a la regla como el golfista Tiger Woods que a los dos años le pegaba a la pelotita y la mandaba a la luna, pero ¿cuántos deportistas como el estadounidense conocemos?

Los científicos que llevaron adelante la investigación demuestran entre otras cosas que NO es beneficioso concentrar a los pequeños en una sola actividad física desde el principio, ya que la especialización temprana y la práctica intensa pueden aumentar el riesgo de lesiones, el cansancio y hasta la posibilidad de no querer hacer más actividad física, entre otras cosas.

Mientras investigaban, los expertos se dieron cuenta de que la especialización deportiva temprana beneficiaba a ciertos atletas, pero solo por un período breve de tiempo.

Los deportistas de élite que de pequeños practicaban dos o tres deportes no lograban captar la atención de sus entrenadores e incluso, algunos de ellos no lograron pertenecer a algún seleccionado regional, provincial o nacional en la adolescencia.

Los científicos concluyen que los deportistas que se comienzan a especializar hacia la adolescencia pueden padecer menos estrés y agotamiento que las jóvenes súper estrellas de un solo deporte. Además, adquieren una mayor capacidad de aprendizaje y progreso físico al entrenar en una variedad de deportes.

Como conclusión personal, este artículo de origen alemán/estadounidense fortalece mi pensamiento de que ningún niño o niña debe especializarse en algún deporte en particular, sino que deben disfrutar de varias actividades y cuantas más, mejor. La selección de las mismas no la deben realizar los padres y si el disfrute disminuye de manera constante, quizá sea el momento de probar otra actividad física.

Periodista/Fuente: Por Juan Andrés García (Profesor Nacional de Educación Física)
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales y no deben ser atribuidos al pensamiento de la redacción de El Correo de Firmat. Los comentarios pueden ser moderados por la redacción.