Firmat, jueves, 17 de octubre de 2019
Edición Digital Nro: 769
 

Archivo | Busqueda avanzada

Deportes | 19/03/2019
Fútbol I Liga Deportiva del Sur - 6ta fecha
El Rojo se hizo fuerte en la Villa
Firmat le ganó 2 a 1 a Argentino con goles de Dituro y Basciano, y volvió a ganar de visitante después de siete años y medio. Julián Aguirre descontó en tiempo de descuento para el Cuevero.
Tuvieron que pasar 2.712 días para que Firmat vuelva a festejar un triunfo en los 90m ante Argentino, en la Villa Deportiva. Desde el 9 de octubre de 2011 (2 a 0 en el partido de ida de cuartos de final, con goles de Santiago Regache y Jorge García) el Rojo pasó 12 partidos sin festejar una victoria, que finalmente llegó el domingo.

En la previa, los dos venían de buenos triunfos ante los equipos de Alcorta, no perdían hace tres encuentros y se ilusionaban con seguir escalando en la tabla de posiciones.

Con 20 jugadores de las divisiones inferiores presentes en el campo de juego, y ante un buen marco de público, el clásico número 161 comenzó con un gol tempranero que fue decisivo para el trámite del juego.

A los 8m, Vargas ensayó un tiro de esquina rápido para Renzi, quien envió un preciso centro para la cabeza de David Dituro, venciendo la estirada del arquero Fidalgo. Gol, festejo y tranquilidad para el equipo de Renzi.

Con el resultado a su favor, a los 12m pudo haber aumentado Firmat con una palomita de Nico Renzi tras centro de Pare, que fue bien atajada por Fidalgo.
 

Funcionó bien la presión asfixiante de Firmat, que no sufrió prácticamente sobresaltos en los primeros 25m. Argentino careció de claridad y profundidad, perdió mucho en mitad de cancha y le costó mucho jugar asociadamente. Abusó mucho en el ataque por el sector derecho, donde estaban Agonil y Busto, y el Rojo le tomó el pulso.

La única chance y muy clara que tuvieron los dirigidos por Pablo Mecozzi, se dio a los 40m tras un centro de Agonil, que bajó Tosello y Tagliapietra solo, entrando al área chica ante Menna, no supo cómo definir. Encima, el partido pareció complicarse para Argentino, cuando a los 43m una entrada fuerte de Castelar (estaba amonestado) a Ribero terminó con la expulsión para el volante local.

En el segundo tiempo, Firmat le cedió la pelota y el campo al cuevero, pese a contar con un hombre más. Pero Argentino repitió sus errores, y solo insinuó peligro a través de algún centro aéreo. El tándem entre Renzi, Maestrocole, Vargas y Pare funcionó a la perfección, y no permitió que Aguirre ni Busto generen juego en el mediocampo.

Juárez pudo anotar el segundo a los 28m para el Rojo, pero Fidalgo le ahogó el gol al delantero. Sobre los 33m llegó la segunda tarjeta roja de la tarde, tras una falta fuerte de Dituro sobre Emi Ramos, que el árbitro Ferreyra juzgó como expulsión directa.

Argentino siguió empujando pero no llegaba, y a los 41m recibió un mazazo casi letal. Alexis Martínez se confió cerca del área, perdió la pelota ante la presión de Basciano, quien enfiló hacia el arco, eludió al arquero y anotó el segundo gol con sensación de definitorio.

El árbitro Ferreyra adicionó seis minutos, y en el primero, Carranza quizo rechazar y bajó a Aguirre en el área. Penal que el mismo Julián Aguirre transformó en gol, con un sutil disparo a la izquierda de Nacho Menna.

Y en el minuto 49, Luciano Busto casi lo empata, pero su remate fue bien controlado por el arquero Rojo. Llegó el final, y el festejo desaforado de los albirrojos que volvieron a ganar luego de mucho tiempo bajo el mando de Daniel Renzi, quien era el DT Rojo en 2011 y que tiene una racha impresionante en el Félix Oriola: no perdió nunca como técnico (7 partidos invicto).


Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales y no deben ser atribuidos al pensamiento de la redacción de El Correo de Firmat. Los comentarios pueden ser moderados por la redacción.